La hora del Live Streaming Social y su papel en la industria musical

En la actual edición del Festival SXSW en Austin, Texas, una nueva aplicación de live-streaming ha explotado en las redes sociales, sobrepasando los 28.000 seguidores en su primera semana y decenas de miles en los días siguientes. Se trata de Meerkat, una aplicación que permite a sus usuarios transmitir video vía live-streaming desde sus iPhones, compartiendo el link automáticamente a través de Twitter, desde donde los espectadores pueden comentar sobre el video a través de tweets, que pueden ser vistos públicamente por todos aquellos que lo sintonizan. Luego de que la transmisión se termina, el video desaparece para siempre, al igual que sucede con el contenido compartido por Snapchat.

Penny Pritzker_Meerkat dMientras SXSW se continúa celebrando en Austin, se pronostica que Meerkat seguirá creciendo rápidamente (su base de usuarios creció 30% el primer día) y que definirá la experiencia de este festival, tal como lo hizo Twitter en el 2007, aplacando el miedo de los asistentes a “perderse de algo” (Fear Of Missing Out o FOMO), ya que permite mostrar -no solo tuitear- cualquier cosa que esté sucediendo a cualquier hora. La prueba: El Secretario de Comercio de los EEUU Penny Pritzker ya estaba usándolo en un panel apenas unas horas de haberse lanzado la aplicación.

Aquí un análisis de cómo esta nueva aplicación, que ya está siendo esparcida por todos los conciertos del festival gracias a los “early adopters”, puede ser beneficiosa para la industria de la música.

  1. El video en los smartphones ha mejorado considerablemente.

Con cada nuevo dispositivo que sale al mercado, vemos una mejora en la calidad de las cámaras y el sonido. Aunque no se compara con la experiencia de estar presente en un concierto, ahora es posible tomar videos amateur en conciertos con calidad HD 1080p.

  1. Meerkat elimina la barrera para convertir a un seguidor de Twitter en un espectador de una presentación. 

Se elimina por completo pasos como “hacer click aquí”, “registrarse” para poder ver una transmisión. Los seguidores de un artista en Twitter verán que hay una transmisión en vivo y pueden participar con un solo click. Como en cualquier negocio, debe existir un proceso de venta a través del cual mover a los clientes, y la clave en la industria de la música es convertir a esos seguidores en fans que vayan a conciertos y compren mercancía. Una transmisión de Meerkat de un artista conversando en el backstage con sus fans, o de una presentación suya en HD, tiene el poder de atraer a ese gran segmento de fans light. Mientras más se les presente la intimidad de un chat en vivo o la energía de un concierto, más de desarrollará la conexión con estos fans quienes tendrán una inclinación mayor a tomar alguna acción e involucrarse más con ese artista.

Aunque un sector de la industria pueda argumentar que el live-streaming canibaliza la venta de entradas, la realidad es que esta práctica funciona como una herramienta de marketing, dando a los fans un bocado de cómo sería una experiencia en vivo con ese artista, así como ver un partido de la NBA desde el sofá de tu casa te hace querer estar allí en vivo.

El principal competidor de Meerkat, Periscope, fue adquirido recientemente por Twitter por $100MM mientras todavía está en beta privada, lo que aumenta la probabilidad de que el live-streaming se integre perfectamente en el timeline de los usuarios.

  1. El engagement es extraordinario

En nuestra cultura actual de contenidos cada vez más cortos para satisfacer la intermitente capacidad de atención de los consumidores de internet móvil, un vídeo de 4 minutos se ha convertido en un formato largo. Pero Meerkat reporta que un tercio de sus usuarios permanece conectado por más de 2 horas al día, 20% entre 2-3 horas, 8% entre 3 y 4 horas y el 4% por más de 4 horas. Esto le coloca en la misma esfera de competencia que la televisión. La gente permanece conectada por

Lil wayne_meerkatconversaciones enteras o conciertos, y se quedan enganchados buscando qué transmisión vendrá después. En el caso de, por ejemplo, el concierto de Lil’ Wayne en SXSW un usuario puede no ser fan de este artista, pero puede ver en su timeline de Twitter que personas a la que él sigue están transmitiendo en vivo ese concierto a través de Meerkat, y quedarse enganchado solo por curiosidad, porque es su amigo o contacto quien hace la transmisión.

  1. La visibilidad en pantalla de los comentarios le permite a los usuarios pasivos sentirse parte de la comunidad de lo que está pasando.

Hoy en día es común que figuras públicas realicen videos de Q&A en YouTube, o incluso live-streamings o hangouts, en los que los usuarios les envían preguntas vía Twitter que pueden escoger. Esto separa el evento en dos plataformas distintas, y puede desalentar a los que están viendo la transmisión a enviar sus propios comentarios. Meerkat elimina esta barrera de manera que los espectadores pueden ver el amplio espectro de la conversación que está ocurriendo en torno a ese artista y darse cuenta que otras personas igual que ellos están siendo reconocidos y sus preguntas respondidas en pantalla. Incluso para un fan que solo está mirando pasivamente, esta experiencia le provee un sentimiento de sentirse parte de una verdadera conversación en lugar de una simple transmisión unilateral.

  1. Al igual que Snapchat, lo efímero del contenido que se esta transmitiendo incentiva a los fans a sintonizar, por “miedo de perderse algo”.

Si el fan sabe que no podrá buscar luego el video en YouTube- lo cual en realidad muy poca gente hace- entonces hará un esfuerzo por participar en lo que su artista favorito está transmitiendo, en caso de que resulte ser algo super especial que lamentaría mucho perderse.

Retos del Live-Streaming Social

Estos live-streamings hechos por usuarios originan un problema legal en relación a los derechos de interpretación y transmisión, en especial si se determina que los usuarios haciendo el streaming están causando pérdidas a los titulares de derechos. Desde la perspectiva de un consumidor, una transmisión oficial de un evento es una experiencia totalmente distinta que ver la misma transmisión pero hecha desde el teléfono de un usuario, pero el titular de los derechos de ese evento no pensará igual.

Cómo reducir las incidencias de streamings inapropiados- incluso determinar si esto es posible- presenta una gran interrogante, en especial porque el contenido no está siendo alojado propiamente en Twitter que tiene capacidades de monitorear contenido ilícito en su plataforma. Sin embargo, la respuesta no está en pelear una batalla que no pueda ganarse, sino encontrar una solución inteligente para sacar beneficios.

Ningún aspecto de estas nuevas aplicaciones es revolucionario– cada una de estas funciones se han realizado y repetido en el pasado. Pero las pequeñas diferencias se hacen innovadoras tanto en Meerkat como en Periscope para crear experiencias directas que disparan un engagement mucho más alto que ningún otro esfuerzo previo. La creciente popularidad de estos modelos sociales de streaming móvil es una oportunidad para músicos, que les permitirá llevar sus presentaciones en directo a una mayor audiencia de fans “casuales” que podrán observar un abreboca de sus shows.

Ya sea que Meerkat se integre con Twitter, se adjunte a otra plataforma, sea adquirido por Snapchat/Facebook o sea eclipsado por Periscope, el live-streaming social está aquí para quedarse y vale la pena que la industria experimente cómo utilizarlo para su beneficio.

Fuente: Cuepoint 

The following two tabs change content below.
Editora Senior de IndustriaMusical.es. Events Manager. Coordinadora del Programa en Music Business de SAE Institute Barcelona.

Latest posts by Julia Hernández Ruza (see all)

Comentarios

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Recibe nuestra Newsletter!
Subscríbete!