Crowdfunding ¿El futuro de la Industria Musical?

En los últimos 3 años hemos visto cómo el fenómeno del crowdfunding, se ha hecho presente y constante en la industria de la música.  Artistas y bandas han optado por esta modalidad como opción alternativa y viable al financiamiento de discos, videos, giras, entre otros, sin la necesidad de contar con el apoyo de un sello discográfico.

¿Qué es el crowdfunding? En el caso de la música, el crowdfunding es la capacidad de poder autofinanciar un proyecto (grabación, lanzamiento, gira, etc.) utilizando los medios y el acercamiento al consumidor directo, mediante la interacción entre el artista y el fan sin la necesidad de un intermediario (sello discográfico).

¿Cómo funciona el crowdfunding?

El artista presenta al público la idea o concepto que busca financiar. Los individuos interesados en la idea, contribuyen de manera económica para que ésta se lleve a cabo y se vuelva una realidad. Los contribuyentes reciben a cambio, productos limitados y ediciones especiales realizadas única y exclusivamente para dicho proyecto, que no podrán ser adquiridas en ningún otro sitio o que podrán tener acceso, previo a su lanzamiento en el mercado. 

Plataformas como Kickstarter, Indiegogo, Verkami o My Major Company, entre otras, dan la posibilidad de construir un enlace directo entre quien propone la idea (en este caso el artista o banda) y los individuos que apoyan la idea (el fan). 

Teniendo estos conceptos como base, quisiera adentrarme  en cómo cada día que pasa, los artistas van dejando atrás contratos discográficos para adentrarse en el mundo del crowdfunding y tomar el control total de su carrera.

Para muchos es muy conocido el caso de Amanda Palmer y su campaña de Kickstarter, que superó el millón de dólares y es considerado uno de los casos mas exitosos de crowfunding musicalmente hablando. Sin embargo, quisiera enfocarme en otros ejemplos mas recientes y gráficos, artistas menos conocidos y con nichos muy específicos de seguidores. Veamos el caso de la banda Protest The Hero.

Protest The Hero nace en el año 2001, es una banda de metal progresivo proveniente de Canadá. Durante sus mas de 13 años de carrera, PTH ha sido catalogada como uno de los exponentes mas exitosos y poderosos de su género, lanzando tres producciones discográficas bajo el prestigioso sello californiano Vagrant Records, un DVD-CD en vivo y realizado giras exitosas alrededor del mundo.

Sin embargo, la realidad para Protest The Hero era otra. Para principios del año 2013, la banda todavía estaba en deuda con su sello discográfico por la producción de sus 3 primeros álbumes. Es decir, las ventas de los discos no habían alcanzado su punto de quiebre para que el sello recuperara el dinero invertido en la banda. Lo que arrojaba a Protest The Hero como un ¨fracaso¨ monetario.  Esto, trajo como consecuencia que Vagrant records sacara de su roster a la banda. Dejando a PTH sin apoyo monetario y en ¨banca rota¨, dado a todas las obligaciones económicas que adquirieron durante la duración del contrato.

Sin embargo,  y debido a que no contaban con un contrato discográfico, PTH decidió elaborar una campaña de crowdfunding dónde llamaba a todos sus seguidores mundialmente, para que mediante su apoyo económico formasen parte de su nueva producción discográfica. La banda decidió contar su historia de una forma sincera y divertida, explicando las razones por las que habían recurrido al crowdfunding y dónde destacaba la importancia de tomar el control absoluto de su carrera artística.

Múltiples eran las maneras de colaborar, y todas eran remuneradas con artículos únicos y específicos para ésta campaña. PTH ofrecía a sus fans desde la descarga en digital del disco antes de su salida al mercado por $10, ediciones limitadas del disco en formato de vinil autografiadas por $45, estar en uno de los listening parties por $125 hasta la oportunidad de grabar en alguna de sus canciones por $5,000.

Se esperaba recaudar $125.000 y se contaba con 30 días para lograrlo. Lo que cubriría la pre-producción, producción, grabación, mezcla, masterización, diseño de arte, distribución del disco y otros gastos estipulados para poder materializar el álbum.  Durante las primeras 15 horas de la campaña, la banda logró recaudar casi el 90% de la meta estipulada. Transcurridos los 30 días, el monto recaudado fue de $341,000 es decir, 173% más de lo que se estaba esperando conseguir; más de 8,300 personas apoyaron ésta campaña a nivel mundial.

Lo que da a entender que muy alejado de ser un ¨fracaso¨ monetario, tomando el control total de su carrera artística, lograron con éxito materializar su cuarto disco e inclusive, tener mas de 8000 copias vendidas del álbum (tanto digitales como físicas) meses previos a su conceptualización y grabación.

Otro punto importante es,  al tener el control absoluto de los derechos del master (grabación), la misma banda es quién decide negociar una licencia (préstamo exclusivo) de distribución del álbum a nivel internacional.  En este caso y luego de haber cumplido con sus compromisos del crowdfunding, PTH le otorga una licencia exclusiva a Razor & Tie Records para distribuir su disco. Generándoles aún mayores ingresos provenientes de dicha licencia y percibiendo regalías de las ventas.

Casos como éste se ven a diario. Artistas de todos los niveles están recurriendo al crowdfunding, desligándose de contratos y sellos discográficos que los comprometan a ceder parte de sus derechos y regalías. Artistas de renombre, consideran que el crowdfunding es el presente y futuro de la música (como es el caso de Dave Grohl).

Por otro lado, he leído artículos donde sus autores afirman que las disqueras dejarán de existir gracias al crowdfunding, opinión que para mí, es totalmente errada. NADIE actualmente cuenta con la gran maquinaria de promoción y distribución que contienen los sellos. Son éstos, los únicos que pueden hacer que un artista desconocido ¨pegue¨ en tan poco tiempo. Opinión que refuerzo, con los datos arrojados por el estudio hecho por IFPI donde 7 de cada 10 bandas independientes desean obtener un contrato discográfico.

Al final son los sellos los únicos que tienen la capacidad monetaria y el equipo para invertir millones en campañas de marketing y promoción, para que un artista capture la atención del posible consumidor en el menor tiempo posible.

Sin embargo, el crowdfunding es una nueva alternativa que tienen artistas y bandas para conseguir autofinanciar proyectos mediante el contacto directo con su principal comprador, el fan. Es muy reciente decir que el crowdfunding juega un papel fundamental en la nueva industria de la música. Sin embargo, hay suficientes pruebas que dan a entender su importancia y por lo tanto, no debe pasar desapercibido.

The following two tabs change content below.

Kike Márquez

Music & Entertaiment Law
Actualmente trabaja como Music & Assets Manager, Production en GreenLight Media & Marketing, también trabajó para Nacional Records / Cookman International. Abogado corporativo / Music & Entertaiment Law con Máster en Negocios Internacionales y Music Business Consultant. Guitarrista con más de 10 años de experiencia y Miembro Votante de Los Latin Grammys.

Comentarios

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Recibe nuestra Newsletter!
Subscríbete!