SUSCRIBETE
a nuestra newsletter
Cómo escoger (correctamente) a tu productor e ingeniero de sonido Cómo escoger (correctamente) a tu productor e ingeniero de sonido
Uno de los puntos más emocionantes para una banda o artista es el proceso de grabación, porque es cuando plasmas una idea en la... Cómo escoger (correctamente) a tu productor e ingeniero de sonido

Uno de los puntos más emocionantes para una banda o artista es el proceso de grabación, porque es cuando plasmas una idea en la que llevabas trabajando durante muchísimo tiempo. Es cuando le das vida a eso que por un largo período tenías en mente y se inmortaliza en un disco, mp3 o cualquier formato musical existente. En fin, es, sin duda, una de las sensaciones más gratificantes para un músico… claro, solo si se hace de la manera correcta.

No voy a negar que es un proceso largo, nada sencillo y que involucra una serie de detalles y decisiones trascendentales que marcarán la dirección tanto del artista como del producto final. Por eso, en esta oportunidad, quiero hablarles específicamente de la elección del productor e ingeniero de grabación con el que se va a trabajar y determinar, en gran parte, el éxito o fracaso de esa producción.

Al momento de entrar al estudio, ellos se encargan de formar, plasmar y darle vida al disco o canción. Recuerdo haber escuchado a Clive Davis decir que uno de los errores más grandes que se comete en la industria es precisamente juntar a un artista con el equipo de grabación equivocado. Y es que por más talento que tenga un artista, sino se agrupa al artista con el productor e ingeniero correcto puede, aunque parezca exagerado, hasta costarle su carrera musical.

Pero, cuidado, el productor y el ingeniero de sonido tienen funciones diferentes. Esto es necesario subrayarlo porque muchas veces se presta a confusión y se cree que son lo mismo. El productor es quien orienta, da forma y tiene un concepto premeditado, pero amplio del producto final. Es quien, en conjunto con la banda o artista, trabaja para lograr el mejor sonido posible, realizando arreglos y estructurando el tema de acuerdo a lo que el artista está buscando.

Por otra parte, el ingeniero es quien se encarga de toda la parte técnica. Por supuesto, tiene que ser un aliado del productor y la banda, pues de él dependerá llevar a cabo, técnicamente hablando, lo que se quiere en cuanto al sonido buscado y proceso de grabación en general.

fortress

¿Bueno o malo? He allí el dilema

Teniendo la definición de los cargos bien clara, ahora viene la gran pregunta: ¿Cómo sabe una banda o un artista cuál es el productor e ingeniero correcto?

Obvio que no hay un manual que te indique parámetros para saber a ciencia cierta; sin embargo, basándose en mi experiencia, comparto con ustedes algunos datos que, en mi opinión, te señalan que estás transitando por el camino correcto.

  • El productor debe ser alguien que entienda nuestro proyecto, que crea en nuestra música y visualice el producto final. Debe ser alguien que conozca del género musical del artista, pero sobre todo, que pueda trabajar con el producto que se tiene.
  • Un buen productor trabaja con el material del artista y lo lleva a su máxima capacidad, sin arriesgar la base de la composición original.
  • Las mismas recomendaciones y condiciones aplican para el ingeniero de sonido. Por lo general, los productores con experiencia mantienen un roster de personas con las que han trabajado y han hecho un excelente equipo. Así que si no sabes con qué ingeniero trabajar, pero ya tienes al productor, lo ideal sería que él te recomendara alguno.
  • Si se cuenta con un amplio presupuesto, existe la posibilidad de investigar quiénes hicieron los arreglos y sonidos de los discos favoritos de la banda o artista y contactarlos. Probablemente sean personas ya consolidadas en la industria, pero si se tiene el dinero necesario para la inversión, vale la pena intentarlo.
  • Siempre se deben escuchar los trabajos previos del productor o ingeniero de sonido con el que se va a trabajar.
  • Pero lo más importante es que te sientas cómodo con las personas que vas a laborar. Es vital compartir el mismo ideal y confiar plenamente en que las decisiones del otro son para beneficio de todos. Al final de cuentas, el crédito de una buena producción discográfica se divide entre la banda o artista, el productor y el ingeniero de sonido… todo se resume en el consistente y productivo trabajo en equipo.
Compartir este post
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
Kike Márquez

Kike Márquez

Music & Entertaiment Law
Actualmente trabaja como Music & Assets Manager, Production en GreenLight Media & Marketing, también trabajó para Nacional Records / Cookman International. Abogado corporativo / Music & Entertaiment Law con Máster en Negocios Internacionales y Music Business Consultant. Guitarrista con más de 10 años de experiencia y Miembro Votante de Los Latin Grammys.

Comentarios

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies